Las escuelas como reflejo de las comunidades

(English) great schools in every neighborhood

Si bien muchas personas creen que una escuela es un edificio al que los niños concurren a aprender, DPS también usa sus instalaciones en una variedad de maneras innovadoras. En algunos casos, una sola escuela se ubica en forma independiente en una instalación de DPS. En otros, es posible que dos o más escuelas compartan un campus.

A veces, una escuela se puede ubicar temporalmente en una instalación de DPS hasta que se encuentre una ubicación más permanente. Incluso puede haber circunstancias en las que el Consejo de Educación de Denver apruebe la creación de una escuela en base a su calidad pero que vote a favor de no ubicarla en una instalación del Distrito, si hay otra escuela de calidad que satisfaga mejor las necesidades de la comunidad a la que prestaría servicios la primera escuela.

En todos los casos, DPS usa la norma sobre la asignación de las instalaciones para orientar el proceso de toma de decisiones y apoyar nuestra meta de asegurar que haya escuelas excelentes en todos los vecindarios.

¿Qué indica la norma sobre la asignación de las instalaciones?

DPS se asegura de que el proceso de colocación sea abierto y justo al usar la norma sobre la asignación de las instalaciones, que se adoptó en el año 2015. La norma, que se aplica tanto a las escuelas administradas por el Distrito como a las escuelas chárter, establece criterios claros para que el Consejo pueda decidir qué escuelas satisfacen mejor las prioridades del Distrito.

Los cuatro criterios establecidos en la norma son:

Crecimiento académico y desempeño estudiantil
Solo se considerará la colocación de escuelas de calidad aprobadas por el Consejo en las instalaciones mantenidas por DPS.

Alineación con las necesidades prioritarias del Distrito
Las necesidades prioritarias del Distrito se identifican cada año en el Análisis Regional Estratégico y en el proceso de la Convocatoria a nuevas escuelas de calidad.

Demanda de inscripciones
Al involucrarse con la comunidad, los solicitantes deberán ser capaces de demostrar que existe una gran demanda y apoyo por la escuela mediante listas de espera, peticiones u otros testimonios.

Criterios complementarios
Las decisiones de colocación también dependen de los fondos disponibles y el estado de los compromisos que el Consejo mantiene con escuelas o comunidades específicas, entre otras consideraciones.

Más información »

¿Qué significa compartir un campus?

El campus compartido es una solución de ubicación que permite a DPS atender las necesidades de un mayor número de estudiantes aprovechando las instalaciones ya disponibles. En este tipo de acuerdos, se ubican dos o más escuelas dentro de la misma instalación del Distrito.

Cuando los programas escolares comparten un edificio, puede destinarse más dinero a los estudiantes. Esto evita el costo de construir y mantener un nuevo edificio, y ahorra los costos de mantener salones de clase que no se utilizan.

Los campus compartidos pueden incluir tanto escuelas administradas por el Distrito como escuelas chárter, de manera tal que se utilicen las instalaciones del Distrito en forma equitativa para beneficiar al máximo a nuestros estudiantes. DPS analiza un conjunto de factores importantes a la hora de considerar la opción de compartir un campus. Estos son algunos de los temas claves que tenemos en cuenta especialmente:

  • ¿Cuánto espacio se encuentra disponible en el edificio?
  • ¿Cuántos estudiantes hay en el vecindario?
  • ¿Cuántas escuelas están próximas y cómo es su desempeño?
  • ¿Qué opina la comunidad escolar acerca de compartir un campus?
  • Preferencias de las escuelas nuevas y de las ya existentes
  • ¿En qué medida las escuelas nuevas y las ya existentes son compatibles?
  • Disponibilidad de escuelas en cada región
  • ¿Cuáles son los patrones actuales de remisión de estudiantes en esa área?
  • ¿Pueden los programas tener sus propios espacios separados dentro del edificio?

Si el Consejo vota para que se establezca un campus compartido, los líderes escolares y el personal del Distrito crearán un contrato que especifique cómo se comunicarán las escuelas entre sí, cómo compartirán los espacios comunes y cómo resolverán los conflictos. El contrato especificará asimismo los espacios y servicios que serán de uso exclusivo de cada escuela individualmente. Cada escuela del campus compartido participará en un Equipo de instalaciones que colaborará en la administración de cualquier problema que surja del acuerdo.